Arcilla polimérica: Fimo, kato, Premo, Sculpey…

publicado en: Arcilla Polimérica, Blog, Productos | 0

Todas son marcas de arcilla polimérica, aunque yo en el taller me he decantado por el Fimo, y en concreto por Fimo soft. Considero que es una marca que da buenos resultados y resulta fácil de trabajar, sobre todo para aquellas personas que tienen problemas de fuerza en las manos, y que no pueden acondicionar arcillas más duras.

Además tienen una gran variedad de colores, perfectamente miscibles entre sí.

La arcilla polimérica es un material relativamente nuevo, que nos proporciona un acabado y unos resultados realmente espectaculares. Se puede combinar para crear canes o bastones sin que se deforme y pequeñas esculturas, o joyería en general con acabados similares a piedras semipreciosas, o cerámica.

Son muchos los materiales que se pueden incluir dentro de la arcilla, en realidad, todos aquellos que resistan el horno con 110-130 grados durante 30-60 minutos, por ello no es aconsejable usar plásticos, pero si metales o cristal, sin problemas.

Guardando la arcilla.

La arcilla polimérica se conserva estupendamente una vez abierta, no se seca ni  se cuartea. Eso sí, es conveniente guardarla con film transparente como el que utilizas en la cocina.  Y si es posible, en cajas con compartimientos separados, porque se pueden ensuciar los colores. Esto es lógico y si usas papel film no tendrás problemas.

No te aconsejo que utilices papel de aluminio, se puede pegar y quizá no se conserve bien. Y atención con las cajas de plástico que utilizas, si son “de las baratas”, probablemente la arcilla las degrade y se quede pegada.

Herramientas y superficie de trabajo

Aconsejable trabajar sobre una baldosa, o cristal. Aunque yo me decanto por la primera, menos frágil y más  práctica. La baldosa tiene que estar libre de dibujos o relieves.

maquina-laminadoraY en cuanto a las herramientas, para mi la más imprescindible es la laminadora. Las herramientas de arcilla polimérica no son baratas, pero tampoco excesivamente caras, y por ejemplo la laminadora o la extrusora te van a evitar muchísimo trabajo y conseguirás efectos que de otro modo no podrías.

En cuanto a lo demás, necesitarás cuchillas más o menos precisas, una cuchilla flexible, cortadores, un rodillo como los de grabado,texturas, punzones varios, sellos, moldes… y por otra parte polvos metálicos, hoja de oro, plata… tintas, pinturas acrílicas, patinas, arcilla líquida, y un horno para cocerla.

Lo que aparentemente puede parecer mucho, no lo es, porque si eres aficionada a las manualidades, puedes utilizar muchas de estas herramientas para varias técnicas. Y la verdad que todas las que estamos en este tema, vamos comprando poco a poco piezas y completando los materiales que se necesitan.

Si vas  a hacer joyería, también necesitarás broches, abalorios para combinar, cadena, cuerda… que también si eres aficionada seguro que tienes.

Acondicionamiento

Antes de trabajar la arcilla es conveniente prepararla, darle calor con las manos y amasarla hasta que esté suave. Una de las mejores formas de acondicionarla, es pasarla por la máquina laminadora, hasta que las grietas desaparezcan.

Lo importante sobre todo es que consigamos una pasta homogénea, sin arrugas ni burbujas.

Esto sería lo básico de la arcilla polimérica, os seguiré contando más cosas en otros artículos, como técnicas, tutoriales, etc.

Si necesitáis cualquier material, sabéis que en el Taller podéis encontrarlo, o os lo puedo conseguir.

¡Disfrutad! y ¡hasta pronto!


Muchas gracias por leer el post!! Espero verte pronto por el blog o la web.
Yolanda sharecall-startaller
No hay entradas relacionadas

Dejar una opinión

Apúntate a nuestro boletín!